Cómo afecta el estado de alarma a la custodia compartida

Sin comentarios abril 17, 2020

Cómo afecta el estado de alarma a la custodia compartida

¿Necesitas información sobre cómo afecta el estado de alarma a la custodia compartida? Debes saber que, a raíz de haber sido declarado en España el estado de alarma, se están produciendo cambios de manera transitoria en el régimen jurídico para que la custodia compartida se pueda sobrellevar de la mejor manera posible.

Modus operandi durante el estado de alarma

Cuando el régimen de guarda y custodia se vea afectado de manera directa o indirecta en su mecánica, y los cónyuges no lleguen a una conformidad mutua, será un juez el encargado de decidir la alteración, modificación e incluso la suspensión de dicho régimen. Todo ello ante la imperiosa necesidad de que la salud de los hijos no se vea afectada.

Pero antes de llegar a ese punto es recomendable que los progenitores lleguen a un acuerdo entre ellos. Para eso tendrán que observar las normas de las autoridades sanitarias y gubernativas, llevando a cabo un ejercicio responsable de su potestad con el fin de evitar que el coronavirus se propague.

En el caso de que alguno de los padres presentara síntomas de contagio, será siempre preferible que el otro progenitor ostente la guarda y custodia, entendiendo con ello que existe una causa de fuerza mayor que hace que se suspendan de manera provisional las medidas que en su momento se acordaron.

La importancia de la responsabilidad parental

Fuera de los contagios y teniendo en cuenta que es necesario reducir la movilidad de las personas al máximo, la responsabilidad parental implica que los hijos no se trasladen de un lugar a otro y que sea el progenitor que ostente la guarda en ese momento el que se quede con ellos o que, por supuesto, los desplazamientos de los menores se hagan con las debidas garantías sanitarias. Y que, La estancia en la casa del cónyuge que corresponda se mantenga también con las debidas garantías de higiene y sanidad para evitar el contagio.

Para finalizar, el progenitor que tenga la custodia compartida también tiene la obligación de facilitar, especialmente por medios telemáticos, el contacto con el otro progenitor siempre que no se perturben las rutinas ni el descanso de los menores.
Los detectives privados podemos ayudar en estos casos de custodia compartida o guarda y custodia realizando servicios encaminados a controlar el cumplimiento de la orden de confinamiento por parte de alguno de los progenitores o, por el contrario, el incumplimiento de la misma, que es muy probable que suponga un riesgo para los hijos, al haber estado expuesto al contagio sin necesidad dicho progenitor. Por supuesto, los desplazamientos o actividades justificadas, no estarían incluidos en ese incumplimiento, pero sí los que se realicen sin ninguna justificación, más que la mera conveniencia o capricho del progenitor.


Si necesita cualquier servicio de este tipo o quiere resolver cualquier duda, no dude en contactar con nosotros.


Sin comentarios