Detectives privados: ¿espías o investigadores?

Sin comentarios febrero 24, 2020

Es sabido por todos que, ante la Justicia no basta tener la razón, sino que hay que probarla.
Es, bajo el paraguas de esta máxima, donde encontramos la necesaria investigación de los detectives privados, que mediante una profesión que es todo un arte y por supuesto, a través de medios lícitos, logran proporcionarnos esa prueba que a veces necesitamos. Son pruebas legales, que sirven en los juicios.

Espías vs. Detectives privados

diferencias detectives y espias

 

¿Por qué la gente se empeña en decir que los detectives son espías?

Nada más lejos de la realidad.

Para poder actuar profesionalmente como detectives privados, en primer lugar es necesario contar con una T.I.P. (Tarjeta de Identidad Profesional), acreditación expedida por la Dirección General de Policía, adscrita al Ministerio del Interior.
Mediante esta tarjeta, se acredita la habilitación de dicha persona para ejercer alguna de las profesiones recogidas en la Ley de Seguridad Privada, entre las que se encuentra el trabajo de detective privado.
La principal tarea de detective privado es constatar de manera rigurosa y objetiva unos hechos, que serán plasmados en un informe, el cual irá acompañado de una prueba que lo sustente.
Esta prueba puede consistir en desde videograbaciones, fotografías o cualquier otro medio que demuestre fehacientemente los hechos constatados.
Al recibir un encargo, el detective consultará a su cliente la finalidad de la investigación, la cual, por supuesto, ha de tener siempre una finalidad lícita, normalmente para acreditar hechos ante un juzgado o tribunal, quienes vienen admitiendo como prueba válida en Derecho los mismos.
Han sido numerosas las sentencias que se apoyan en estos informes.
Cuestión distinta es, cuando se persigue una finalidad ilícita, como puede ser un chantaje o una extorsión, tal y como sucedió, PRESUNTAMENTE, por ejemplo, en el famoso caso conocido como “Operación Trampa”, donde el excomisario de Policía Villarejo, haciendo uso de su cargo público, empleó información confidencial en contra de terceros. Villarejo no es ni ha sido detective nunca.
Esta actuación, en modo alguno, tiene relación con el trabajo llevado a cabo por estos profesionales.
El espionaje es una cuestión bien distinta e ilícita, no amparada por la Justicia ni por supuesto autorizada por la Dirección General de Policía.
No guarda ningún tipo de relación con la importante labor llevada a cabo por los detectives privados.

¿En qué consiste el trabajo de un detective privado?

La finalidad del trabajo de un detective privado será diferente según el ámbito en el cual vaya a ser empleado, que puede ir desde la búsqueda de un desaparecido hasta la obtención de pruebas para modificación medidas en temas de familia, pasando por investigación de bajas laborales…
Por ello, dependiendo de la finalidad del mismo, los medios y el tiempo empleados serán distintos, pero siempre con un denominador común, la licitud de las actuaciones de los detectives privados, ya que, en caso de contravenir la legalidad, el propio informe perdería su utilidad para ser empleado ante la Justicia, y el detective podría ser sancionado administrativamente, incluso perder su licencia o ser castigado penalmente.

Si te ha quedado alguna duda o necesitas nuestros servicios, ¡llámanos!

ADyP | 685 406 780

 

detectives privados diferencias con espias

 


Sin comentarios